Conoce Araya y sus sitios turísticos

El eje turístico Araya lo conforma el municipio Cruz Salmerón Acosta, el cual abarca toda la península de Araya. Está ubicado en el noroeste del estado Sucre y tiene como capital un hermoso poblado llamado Araya, rodeado de aguas muy azules. Cuenta con un gran castillo llamado “Real Fuerza de Santiago de Arroyo de Araya” (Santiago, por el patrono de España; Arroyo, por el gobernador de la época y Araya, por el nombre del lugar). Este castillo se sitúa a orillas de la playa y fue centinela de la Laguna Madre, fuente inagotable de sal mineral que le ha dado gusto al paladar del venezolano.

La Península de Araya es atractivamente árida y le ofrece al turista más de 270 kilómetros de costas en un territorio de 642 km2, con hermosas playas y ensenadas. Su vegetación es netamente xerófila y de bosques secos. Araya, proviene de ARAÍ-A, que significa en la lengua originaria SOBRE o ENCIMA, de modo que Araya pudiera significar TIERRA QUE EMERGE DE LAS AGUAS.

Se puede llegar a esta península vía terrestre tomando la carretera Cumaná-Carúpano, entrando a Cariaco y tomando luego la carretera hasta Chacopata; también vía marítima, a través de “tapaítos”, embarcaciones que tardan tan solo 20 minutos en llegar a Manicuare desde la ciudad de Cumaná.

En esta península también se encuentra un poblado llamado Manicuare, cuna del poeta Cruz María Salmerón Acosta, aquel que se inspiró por el azul de los paisajes abrileños, aquel que su vida cambió por un día de lluvia porque su pueblo moría de sol. Aquel que feneció preso de angustia y dolor, víctima de una incurable dolencia que le consumió en plena juventud.

Araya ofrece playas y ensenadas vírgenes, pueblos coloridos y lugares exóticos. Entre los poblados más visitados están Chacopata, Guayacán, Caimancito, Taguapire y Guamache, en la parte norte de la península y Punta Arenas, Manicuare, Tacarigua y Merito en la parte sur. Podrás disfrutar de un hermoso día de sol en Playa Castillo, Playa Los Muertos, Playa La Paría o en Punta Cangrejo. Además, este eje turístico también es cuna de cultores. Los pueblos que se encuentran en la península siempre preparan actividades culturales para el disfrute de propios y visitantes.

Araya es un paraíso terrenal, con días soleados, mucha cultura y un caluroso pueblo que está en espera de la visita de turistas para darles a conocer la magia que se encuentra escondida tras el Golfo de Cariaco.